Software inmobiliario

Software inmobiliario profesional para tu negocio.

Web para inmobiliarias

¿Tienes una inmobiliaria y quieres apostar por un CRM inmobiliario que permita gestionar todas los inmuebles y agentes de tu empresa? ¿Quieres ofrecer a tus clientes un sitio web de confianza, moderno y atractivo?  En FIproyecto somos especialistas en la creación de web para inmobiliarias y utilizamos el mejor software inmobiliario para que multipliques la rentabilidad de tu negocio. 

En primer lugar, una inmobiliaria se merece una web profesional, un diseño que esté a la altura de tu negocio y en las mejores manos. Dispondrás de atención personalizada en todo momento y no tendrás que preocuparte por nada que no sea tu negocio. Puedes ver algunos ejemplos de trabajos que hemos realizado.

¡Diferénciate del resto y destaca frente a la competencia!

Como resultado generarás confianza en tus clientes y tendras la presencia en Internet que tu negocio se merece.
Además todos nuestros desarrollos están actualizados y disponen de la mejor tecnología web.

Funcionalidades de software inmobiliario

  • Diseño responsivo y adaptativo para todos los dispositivos.
  • Compatible con todos los navegadores.
  • Registro de inmuebles y fotos ilimitado.
  • Marcación de inmuebles favoritos para los clientes.
  • Zona privada para agentes.
  • Simulador de hipotecas
  • Correo corporativo.
  • Antivirus.
  • Certificado SSL.
  • Mantenimiento y actualizaciones periódicas.
  • Copia diaria del sitio web.
  • Monitorización del tráfico web.
  • Alta en Google Maps.

Llámanos

660 226 571

INFORMACIÓN SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:
Responsable: titular de FIproyecto.com.
Finalidad: sólo se usarán estos datos para responder a su petición.
Legitimación: consentimiento informado del interesado.
Destinatario: sus datos se almacenan en un fichero bajo la responsabilidad del titular de la empresa.
Derechos: en cualquier momento puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a info@fiproyecto.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

«La suerte no se tiene, se fabrica.»