«La suerte no se tiene, se fabrica.»